Tipos de rodilleras ortopédicas

Tipos de rodilleras ortopédicas

Las lesiones de rodilla son muy habituales en nuestra sociedad. Sobre todo, entre el colectivo de mujeres, ya que tienden a sufrir más lesiones de rodilla que los hombres. Para evitar sufrir una lesión en esta zona se recomienda el uso de rodilleras ortopédicas.

Estas rodillerasson imprescindibles para aquellas personas que sufren algún traumatismo en esta zona del cuerpo. En función del remedio que aporten a la persona son más apropiadas unas que otras.

En el mercado hay una amplia gama de rodilleras ortopédicas y cada una de estas  es más indicada para unas necesidades específicas que otras.

Este tipo de productos ortopédicos presentan muchas ventajas a las personas que sufren lesiones leves y graves en la rodilla y a aquellos deportistas que quieran prevenir lesiones.

 

La ventajas de las rodilleras ortopédicas

Las rodilleras ortopédicas son muy apropiadas para tratar distintos traumatismos que requieren la inmovilización de la pierna o la limitación de sus movimientos y para prevenir diversas patologías como la tendinitis.

Estas rodilleras son un buen complemento a los ejercicios de rehabilitación y contribuyen a la solución de diversas lesiones de rodilla como el dolor paleofemoral, la periostitis tibial, la condromalacia o la tendinopatía rotuliana, entre otras.

 

 

¿Qué tipologías de rodilleras ortopédicas existen?

En el mercado tienes a tu disposición los siguientes tipos de rodilleras:

 

Rodilleras cerradas

Estas rodilleras comprimen bien la rodilla y mantienen la temperatura apropiada en la zona lesionada y afectada por el traumatismo. Se recomiendan en lesiones de esguinces, procesos inflamatorios, en procesos post operatorios con cirugía, en tendinitis, etc.

 

Rodilleras abiertas

Son rodilleras que dejan la rótula al descubierto y son apropiadas para utilizar en lesiones de ligamentos y en aquellas lesiones de rótula. Ofrecen un refuerzo superior e inferior. Suelen ser prescritas para trastornos más graves como condropatías rotulianas, artrosis, etc.

 

Rodillera con refuerzo lateral

Están indicadas para cuando se dan aquellas lesiones de rodilla de la zona lateral y que no afectan a la parte central. Se emplean habitualmente en lesiones de ligamentos laterales de rodilla. Los refuerzos de este tipo de rodilleras pueden ser rígidos o flexibles.

 

Rodilleras regulables

Los accesorios ortopédicos  de este tipo controlan la copresión de la zona de la rodilla y la movilidad de delante hacia atrás.

 

Rodillera estabilizadora con flexo-extensión

Son indicadas para lesiones de ligamentos colaterales y para tratamiento conservador de las inestabilidades provocadas por lesiones combinadas de rodilla. Incluyen velcro y topes para fijar la ortesis e incrementar o disminuir la presión en función de las necesidades.

 

Rodilleras para mejorar la flexión

Se trata de unas rodilleras que tienen una valva rígida que se adapta a la zona de atrás del muslo y otra a la parte delantera. Permite delimitar algunos movimientos, pero sin afectar al rendimiento.

 

Rodilleras para inmovilización temporal

Estas rodilleras impiden que se pueda mover la articulación. Cuentan con un refuerzo posterior, medial y lateral para evitar que se pueda mover la rodilla. La rodillera se sujeta a la pierna a través de un sistema de velcros. Se suele complementar el uso de esta rodillera con otros productos como muletas o sillas de ruedas. 

Las rodilleras ortopédicas son muy apropiadas tanto para personas que sufren lesiones leves y graves de rodilla como para todo aquél que practica deporte con frecuencia y quiere evitar sobrecargas que puedan derivar en lesiones.

Si estás interesado en productos ortopédicos, te recomendamos que eches un vistazo en Orthobox, tu tienda de ortopedia online.

Bookmark and Share

Dejar un comentario

Debes estar logueado para publicar un comentario.
Anterior