MULETAS: FACILITANDO EL DESPLAZAMIENTO

MULETAS: FACILITANDO EL DESPLAZAMIENTO

Cuando sufrimos algún tipo de lesión en las extremidades inferiores y no podemos desplazarnos con normalidad, se hace necesario el uso de unas muletas para obtener un soporte extra en las piernas y poder así movernos con total seguridad, sin perjudicar la recuperación de la lesión. Así pues, podemos decir que una muleta (bastón inglés) es un soporte en el que se apoyan las axilas, que nos permite caminar sin necesidad de apoyar totalmente una de las extremidades inferiores. Pero antes de escoger unas muletas, debemos tener en consideración algunos aspectos que pueden ayudarnos a elegir las muletas que mejor cumplan con nuestras necesidades. En  Orthobox, tu tienda online de ortopedia contamos con diferentes modelos para que puedas escoger la que te proporcione una mayor comodidad y seguridad al desplazarte. El modelo bastón inglés de aluminio cuenta con una doble graduación, una en el tubo y otra en la empuñadura, y soporta un peso de 120 kg. La altura es regulable para que se pueda adaptar a todos los usuarios, y la altura del codo al puño varia de 20 a 25 centímetros. También disponemos de muletas infantiles en alegres colores, ligeras y de aluminio. Con 3 ajustes de altura y 10 regulaciones de altura entre el puño y el suelo. Aguanta un peso de hasta 100 kg y el puño es reflectante para dar una mayor seguridad. Para cualquier consulta, no dude en ponerse en contacto con nosotros en Orthobox, tu tienda online de ortopedia.

¿Cómo desplazarse con una muleta?

La primera cosa que tenemos que tener en cuenta es la altura correcta del bastón inglés, de esta manera podremos evitar malas posturas y daños en otras partes del cuerpo. El puño debe quedar a la altura del trocánter mayor del fémur, es decir, al hueso de la cadera. La parte superior, donde apoyamos el antebrazo debe quedar unos 10 centímetros por debajo de la flexura del codo, y siempre llevaremos el bastón inglés (muleta) en el lado contrario a la pierna lesionada. Al contrario de lo que se piensa, la muleta no tiene la función de substituir la extremidad menguada, sino que sirve para disminuir la carga en dicha pierna y servir de apoyo.

¿Pero qué sucede cuando necesitamos dos muletas? En este caso, deberemos apoyar ambas muletas en el suelo de forma firme y segura y descargar el cuerpo en ellas con el fin de aligerar el peso sobre las piernas. En Orthobox, tu tienda online de ortopedia disponemos de la muleta axilar, fabricada en aluminio para ser más ligera y segura y disponible en tres tamaños diferentes. Con este par de muletas podrás desplazarte con total seguridad avanzando primero las muletas y desplazando después la pierna lesionada y por última la extremidad sana.

Publicado el 25/05/2016 Home, Andadores, Movilidad 1216
Bookmark and Share
Anterior
Siguiente